Cómo abrir una puerta blindada

Por cerrajerosvalencia.com.es |

Sí, puede que estás pensando que cómo es posible que se pueda abrir una puerta blindada si se supone que son muy seguras e infranqueables. Pues bien, sentimos decirte que todas y cada una de las puertas existentes en el mercado pueden abrirse. Es más, si el ladrón quiere, hará todo lo posible por entrar en tu hogar. Eso sí, como en todo, habrá ocasiones en que le resulte más complicados que otras y de eso mismo se trata exactamente. De retrasar lo máximo posible el robo para que acabe por darse por vencido.

Métodos para abrir puertas blindadas

Pero vamos, como te decíamos, la verdad es que si quiere abrirla, la abrirá. Sino, imagínate que has sido tú el que se ha dejado las llaves dentro de casa o que, directamente, las ha perdido. Obviamente necesitarás de un cerrajero experto que te abra la puerta. En definitiva, que tiene que haber sí o sí algún método que te permita poderlo hacer, ¿no crees? Pues sí, la verdad es que existen y desde Cerrajeros Valencia 24 horas te las contamos todas. Debes saber que hoy por hoy la más efectiva es ganzuando. Te la contamos ahora mismo.

Método ganzúa

Este sistema también se conoce como ‘picking’. Con él, puedes abrir la cerradura gracias a la manipulación de todos y cada uno de componentes internos que bloquean el cilindro. El nombre de ganzúa proviene de la herramienta principal que se utiliza, la ganzúa. Mediante esta técnica el ladrón tan solo tiene que ir tocando cada uno de los pistones con la ayuda de la ganzúa y encontrar ese punto exacto de cada uno hasta conseguir abrir totalmente la cerradura. Eso sí, debes saber que el ladrón tiene que tener mucha destreza ya que abrir la puerta con este sistema requiere de mucha paciencia y habilidad. De hecho, tiene que haber practicado mucho y, pese a que al final no resulta tan complicado, si que es cierto que tiene que demostrar una destreza absoluta para poder abrir y encontrar el punto de cada uno de los pistones.

Pero ¿cómo funciona? Mira, lo primero que debes tener claro es que la cerradura es un cilindro que, cuando se encuentra totalmente bloqueado, hace que los pistones estén también en su lugar y no puedan moverse. Con la llave original de la cerradura, los pistones son empujados hasta la altura correcta y esto es lo que hace que la puerta pueda abrirse. En el método ganzúa se utiliza una llave de tensión y, por supuesto, la ganzúa.

La llave de tensión hará que se aplique la fuerza necesaria en el cilindro para poder abrir la cerradura. Eso sí, también puedes utilizar otro elemento delgado que pueda caber por la cerradura y que te permita, a la vez, que también quepa la ganzúa. Hay personas que utilizan incluso una llave Allen o un destornillador con la punta plana muy fino. Y, como ganzúa, hay quien simplemente utiliza un gancho del pelo o directamente un clip desmontado. Lo único que tienes que tener en cuenta es que tiene que ser bastante fuerte para poder mover los pistones sin romperse o doblarse.

Para abrir una puerta por el método ganzúa tendrás que, en primer lugar, poner la llave de tensión en la parte de abajo de la cerradura y tener en cuenta hacía que lugar gira la llave para poder abrir la cerradura sin problemas. Cuando lo tengas, da un pequeño golpe en la dirección que sea y aguante bien fuerte. En segundo lugar, tendrás que introducir dentro ya la ganzúa y tendrás que ir presionando los pistones hacia arriba. Ya verás como es más fácil de lo que parece. Conforme los vayas subiendo, ve apretando más fuerte si cabe la llave de tensión para conseguir hacer palanca. Piensa que estos pasos tendrás que hacerlos en cada uno de los pistones de forma individual. En ningún momento sueltes la llave de presión sino los pistones volverán todos a su sitio y todo el trabajo no habrá servido para nada.

Esta técnica es una de las más utilizadas por la sencilla razón de que no deja huella. Este hecho permite al ladrón tener tiempo suficiente para que pueda llevarse todo aquello que desee y, como encima, no es nada ruidosa, se convierte en la técnica perfecta.

te enseñamos como abrir una puerta blindada con estos metodos

Método bumping

Seguro que esta técnica te suena más. Ha sido una de las más utilizadas en los últimos años y la razón es muy sencilla. El método es facilísimo y no deja huella. Es más, el noventa por ciento de los hogares españoles se robaron gracias al bumping. Lo mejor de todo esto es que los fabricantes de cerraduras se han puesto las pilas y ahora la mayoría de los modelos que se venden en el mercado ya llevan protección. Aún así, hay muchas cerraduras antiguas que no la tienen y esos hogares se convierten en un blanco fácil para los ladrones.

Llama la atención que esta técnica era usada hace años por los cerrajeros para abrir las puertas en caso de emergencias. El problema es que, como te decíamos, la técnica resultaba tan fácil que cualquier, con un poco de práctica, podía hacerla y los ladrones se aprovecharon de ello. Pero ¿en qué consiste el bumping? Es un método por el cual se pone una llave previamente manipulada en el cilindro de la cerradura para poder mover los pistones. Si mediante la ganzúa los pistones tenían que moverse uno a uno, el bumping permite que se muevan todos a la vez, así que, imagínate lo fácil que resulta la técnica. Seguro que te preguntas si es complicado conseguir esta llave manipulada. Pues bien, el problema es que se puede encontrar por Internet sin problemas y que, encima, hay vídeos que incluso te dicen cómo fabricarla.

Aún así, como te decíamos, la mayoría de las cerraduras que se comercializan ya llevan la protección anti bumping incluida.

Aprende a distinguir un bombillo antibumping aqui

Método impresioning

Mediante este método el ladrón calca los dientes de la llave en una plantilla de aluminio y, al introducirlas en el cilindro, actúan como molde. Cuando el propietario de la vivienda introduce la llave, los dientes se quedan marcados en la plantilla y el ladrón ya dispone de un molde exacto de la llave con el que puede realizar sin problemas una copia. Como te podrás imaginar, tras ello, el ladrón lo tiene facilísimo para poder entrar en tu hogar ya que lo hará con la misma llave que tú utilizas. Y, por supuesto, sin haber roto la cerradura y sin tú enterarte de nada. Así que, el método es limpio, seguro y rápido.

Método snapping

Esta técnica, a diferencia de las anteriores, es bastante agresiva y se ve a simple vista que la cerradura ha sido forzada. De hecho, los ladrones se encargan de arrancar (literalmente) el bombín para poder acceder a tu hogar . Lo parte por la mitad y tan solo necesitará un destornillador para poderlo girar y, por tanto, abrir la puerta. Este método era muy usado en Reino Unido y ahora, lamentablemente, se está poniendo muy de moda en España ya que el noventa y cinco por ciento de las cerraduras permiten poderlo llevar a cabo sin problemas. Para evitarlo, bastaría tener un escudo de protección en la cerradura.

Método taladro

De nuevo la fuerza vuelve a hacer acto de presencia en esta técnica y, por tanto, suele ser usado en casas aisladas ya que si se hiciera en pleno centro podrían enterarse los vecinos. Y sí, como te podrás imaginar, la técnica consiste en coger un taladro y destruir el cilindro por dentro. Romperlo totalmente para poder acceder al centro de la cerradura que es lo que realmente permite abrir la puerta. El ruido que se hace es muchísimo y esto hace que no sea uno de los métodos más utilizados. Pero bueno, existir, existe. Eso sí, en las puertas blindadas resulta algo más complicado de hacer.

Y ahora, seguro que te estás preguntando que tienes que hacer para evitar todas estas técnicas. Pues, como te hemos dicho al comienzo, es bastante complicado evitar que una puerta no se abra si el ladrón así lo quiere. Pero sí que existen cerraduras que ya vienen preparadas para evitar alguna de las técnicas que te hemos usado y que puedes instalar fácilmente en tu puerta blindada. Nosotros te recomendamos hacerte con una cerradura que tenga protección anti bumping, anti ganzúa y anti taladro. De este modo los ladrones lo tendrán bastante más complicado para entrar en tu hogar o, al menos, conseguiremos retrasar el robo lo máximo posible hasta que sean pillados o hasta que se rindan.

Ya sabes que si tienes alguna duda sobre cómo abrir una puerta blindada y cómo hacer que los ladrones no la abran, tan solo tendrás que llamar a Cerrajeros Valencia y nos encargaremos de que un cerrajero experto se encargue de solucionar todas tus preguntas. Por cierto, confía siempre en cerrajerías de confianza y así estarás cien por cien seguro de que tu casa está totalmente protegida.